lunes, 12 de enero de 2015

"La flexibilidad en Oracle"

Entrevista a Javier Morales Carreras.
Por Carmen Nikol.


Dedicado enteramente, desde el año 1999, al desarrollo y la aministración de bases de datos Oracle, comenzó siendo formador de Oracle Ibérica para un proyecto llamado PUE (Proyecto Universidad Empresa) en el que recibió e impartió todos los cursos de administración Oracle. Durante ese tiempo contó con el apoyo de los grandes de la formación de Oracle en España e impartió formación en la Universidad Politécnica de Cataluña a universitarios y profesores de formación profesional. En el junio de 2003 se certificó en Administración de Oracle8i y en 2009 actualizó su certificación a Oracle9i. En 2011 la actualizó a la versión Oracle10g. En la actualidad trabaja como consultor, administrador y formador. Recientemente ha publicado su primer libro "Optimización SQL en Oracle", (disponible en Amazon).

Javier, ¿Qué es Oracle?


Oracle es el sistema gestor de bases de datos que registra toda nuestra actividad telefónica, judicial, de impuestos, facturas de consumo eléctrico o movimientos bancarios, por ejemplo.

"Optimización SQL en Oracle" by Javier Morales

¿Cómo es un profesional de Oracle y cómo acceden sus clientes a él?


Existe todo un entramado de empresas intermediarias de selección de personal (que, en la jerga profesional, llamamos "cárnicas") que se dedican a seleccionar curriculums, desde portales de empleo, para ofrecérselos a las grandes empresas y, así, conseguir que finjan estos seleccionados (y parezca que forman parte de su plantilla en nómina). Esto ocurre también con las otras áreas tecnológicas, no solo con Oracle. De esta forma, consiguen abaratar el coste del profesional informático hasta llegar a salarios de los de hace más de 20 años. Cuantos más tienen en plantilla, más barato es el mercado de sus contratación.

Esta forma de mercado hace que haya dos tipos de profesionales Oracle: los que tienen un nivel senior, porque han tenido la oportunidad de evolucionar en sus entornos de trabajo o lo han estudiado por su cuenta; y los que se ven obligados (por proyecto) a hacer cualquier cosa, incluso sin tener preparación o formación, y que van a salto de mata arreglando lo que pueden y programando como pueden (aunque, como te contaba, esto sucede prácticamente en la mayoría de áreas de las TI -tecnologías de la información).


 ¿Qué es flexible en tu labor y qué no lo es?


Casi todo es flexible. Menos el salario. El horario ha de adaptarse al negocio y al cliente. Un ejemplo: no se puede parar un sistema informático a cualquier hora. La localización puede ser flexible cuando las empresas permiten trabajar desde casa mediante el uso de una red segura... ¡Incluso las responsabilidades son flexibles! Tanto puedes ocupar un rol técnico en un proyecto, como de gestión de equipos o de comercial en otros.

 

Siendo Oracle tan importante para la gestión de bases de datos ingentes, ¿Qué tipo de seguridad confiere ese sistema de gestión y cómo se apoyan en él las administraciones públicas?


Niveles de seguridad todos los que se quieran... y más. Oracle ofrece niveles de protección de los datos, controles de acceso y de seguridad de usuarios para prácticamente cualquier necesidad; pero, claro, se necesitan técnicos cualificados y proyectos bien definidos para dotar a los sistemas de ese nivel de seguridad. Y, muchas veces (por los recortes presupuestarios y por la reducción de costes), esos niveles de seguridad deseables no se logran alcanzar.

Por ejemplo, los datos pueden encriptarse de forma que solamente un usuario con una llave cifrada pueda verlos: si alguien se cuela en el sistema y copia los discos no podrá ver ninguna información de éstos.




¿Cómo pueden protegerse los datos ante robos de información de este tipo?


Mediante algunos sistemas de encriptación. La encriptación es tan antigua como la escritura. A la vez que surge la necesidad de transmitir un mensaje escrito, también lo hace la necesidad de controlar quién puede leerlo. Julio César, por ejemplo, usaba un sistema para cambiar cada letra con la tercera letra siguiente. Así, las comunicaciones de guerra resultaban indescifrables si eran interceptadas por el enemigo.


Los casos más sonoros de revelación de grandes bases de datos, como Wikileaks ¿tienen algo que ver con vosotros? ¿Con los profesionales de Oracle?


No, no directamente. Aunque a veces se les permite acceso a cierta información privada a un gran número de informáticos. Y, si alguien descubre algo ilegal o alegal en las bases de datos, quizás su sentido de la justicia se anteponga a su código deontológico informático de no mirar directamente a los datos. En general, los profesionales de Oracle miramos el sistema como una infraestructura, y no préstamos mucha información a los datos, salvo en algunos casos concretos en que la evidencia clama al cielo.

Javier Morales

¿Por qué te especializaste en Oracle?


Me dediqué a Oracle por casualidad. Yo daba clases de informática doméstica en un proyecto educativo de la Universidad Politécnica de Cataluña en el año 1999. A uno de los directores le gustó mi forma de dar clase (un poco teatrera) y me propuso pagarme todos los cursos de Oracle a cambio de impartirlos en ese proyecto a profesores de la Universidad y ciclos formativos. En aquel entonces era difícil encontrar técnicos de Oracle y en poco tiempo me coticé mucho en el mercado: Mi sueldo en 2002, con escasos dos años de experiencia, era de 42.000 € brutos anuales, horas extras aparte.


Entonces, fue una decisión excelente. ¿Ha cambiado mucho la situación laboral en tu sector desde entonces?


Ahora mi perfil se valora en 30.000 € brutos anuales, con las horas extras incluidas en el precio y con 12 años más de experiencia que entonces, además de certificaciones profesionales y un libro publicado a mis espaldas. En España apostamos por competir al precio y no con una apuesta por la investigación, ni por el I+D o por el valor añadido real. En esos años (2000-2005) hubo un boom informático y la profesión acogió a un alto número de ingenieros de otras ramas: física, química, matemáticos, ingenieros de telecomunicaciones,... Se les pagaba un curso de informática de 25 horas y se le vendía como técnicos "junior" de bajo coste. El mercado tenía necesidad de mucha mano de obra informática. Esta tendencia ha ido forzando más los costes a la baja de los proyectos informáticos y los precios de salida a concursos han ido bajando a su vez que los salarios de los profesionales (a niveles impensables). Actualmente, he podido ver ofertas de técnicos con niveles expertos de sistemas críticos por 20.000 € brutos anuales. Incluso una popular consultora española ha decidido usar sus "body factory" nacionales de Asturias en vez de las que tiene en la India (cuyo precio es el más bajo del mundo) porque ya han conseguido igualar el precio.


¿Crees que te vale la pena irte de España?


Emigrar es siempre una decisión personal. El hecho de que el mercado laboral, en general, sea cada vez más precario no es suficiente para dejar tu familia, tu ciudad y tu gente. Deben confluir varias cosas a la vez. Pon en una coctelera un sistema educativo público que te empuja a que pases a colegios concertados o privados, una sanidad cada vez más privatizada, un sistema de trabajo y estudios basados en la fuerza bruta (y no en la gestión y aprovechamiento del conocimiento), la investigación, el aprendizaje, etc. Fríe a los niños a deberes, oblígales a permanecer en las escuelas fuera de su jornada lectiva porque sus padres han de trabajar ambos (puesto que ambos sueldos son necesarios) y añade, también, que ambos tienen horarios de trabajo "extendidos", donde trabajan cada vez más por menos... en fin, añade las noticias de cada día para indignarte cada vez un poco más y contempla, con un poco de amor al prójimo, lo que estamos haciendo con los "body factories", con los contratos de prácticas, con los despidos y los EREs para volver a contratar a menor precio... Y, luego, añádele una buena oferta en el extranjero, que sea respetuosa con tu familia y contigo mismo, y... no es que te vayas, ¡Es que te echan!


Usaste la auto-edición para tu libro ¿La recomiendas?


Yo suelo decir mucho lo de "Zapatero a tus zapatos". Solo si tienes una idea clara de qué es lo que quieres contar o tienes un libro ya escrito, una plataforma de auto-edición como Amazon te puede resolver toda la parte logística de impresión, distribución y escaparate para tu libro. Pero no es suficiente. Debes contratar a profesionales para que resuelvan aquella parte que queda fuera de lo que uno sabe hacer. Hay que contratar revisores, correctores, diseñadores, maquetadores, etc. En mi caso llevaba mucho tiempo cocinando la idea, y, viendo como los técnicos me pedían referencias de libros que hablasen de ese tema (optimización de SQL) y no haber nada en el mercado, decidí hacerlo. Cuando lo tuve hecho, lo presenté a editoriales técnicas que no apostaron por la idea por el hecho de estar escrito en español. ¡Así que decidí editarlo por mi empresa! Contando con la ayuda de profesionales para su revisión, corrección, diseño, etc. En mi caso, me llevó tres años terminarlo, pero me aseguré de hacerlo muy despacio, con mucho cariño, para que los ojos que pudieran leerlo pudieran aprender toda la complejidad de un sistema como Oracle: revisándolo mil veces, re-escribiendo capítulos enteros, etc. De modo que, hasta que no estuve 100% convencido, no lo puse a la venta... ¡Justo hace ahora 1 año!


Entre la última pregunta y ésta, te has ido de España a Noruega para instalarte allí. Uno más de los grandes aportes a nuestro conocimiento que se marcha con su familia. Hasta el momento ¿Cuáles son tus experiencias?


En contraste a la situación española, los proyectos europeos parece que cuidan más a los técnicos tanto en condiciones del entorno laboral como en salario. Irlanda tiene una creciente demanda de informáticos con unos salarios de entre 60.000€ y 80.000€ (para un nivel de vida bastante similar en costes al de Barcelona o Madrid). Reino Unido también necesita personal cualificado con salarios entre 60.000£ y 100.000£, o tarifas por día de autónomos entre 400-450£ diarias.

En mi caso he apostado por un proyecto en Tromsø (norte de Noruega) que trabaja para el sistema sanitario Noruego. Hasta ahora, el contraste profesional es inmenso: jornada laboral de siete horas y media, incluyendo el tiempo de comida; flexibles, cinco semanas de vacaciones, permisos por enfermedad de tus hijos (hasta 15 días al año por cada hijo) o por primera semana de escuela,... Y éstos son solo algunos ejemplos. A nivel profesional, como diferencias notables, se valora la crítica tecnológica y se espera sinceramente que seas proactivo y autónomo. Son muy rigurosos y se dejan asesorar. Hay pocas empresas en España con ese espíritu de hacer las cosas bien, despacio y con calma.


Links:

* Blog de Javier Morales
* Libro en Amazon




Entrevista realizada por Carmen Nikol

Facebook