viernes, 23 de octubre de 2015

"La flexibilidad en la Ley de Costas española"

Entrevista a D. José Ortega

Por Carmen Nikol


Conferencia en Burriana sobre prospecciones de petróleo.

José Ortega es abogado especialista en la Ley de Costas. En 2008, con sus clientes de toda España, fundó la Plataforma Nacional de Afectados por la Ley de Costas y, al frente de la misma, consiguió que el Parlamento Europeo declarase los abusos del Gobierno y reclamase la reforma de la susodicha ley. La pasada primavera consiguió también impedir que la petrolera Cairn Energy abandonase el proyecto de extracción petróleo del Golfo de Valencia.


Entrevista en el "Faro de Vigo".

José, ¿Cómo te especializaste en la Ley de Costas?


Mi padre fue Ayudante Militar de la Marina de Águilas y trabajaba con la Ley de Costas. Yo empecé a conocerla por ese motivo, cuando aún estudiaba Derecho, aunque no la estudié nunca en la Facultad. Posteriormente serví durante seis años como Oficial del Cuerpo Jurídico de la Armada. Fui destinado a la Comandancia Militar de la Marina de Valencia como Juez Marítimo y Asesor Jurídico. Allí también tuve que trabajar con la ley.


¿En qué consideras que el estado está siendo excesivo en su laxitud con ella y en qué crees que se ha quedado demasiado corto?



A la salida del Parlamento Europeo después de la primera intervención
 de José Ortega. 20 de enero de 2009. 


Al hablar del "Estado" no deberíamos referirnos al Gobierno sino a una camarilla de tres altos funcionarios, todos ellos ingenieros de caminos, que hacen y deshacen a su antojo. 

Su forma de aplicar la ley es distinta según las clases: es laxa y benevolente con los ricos, con los famosos, con los poderosos y con las cadenas de hoteles; y rigurosa con los humildes y la clase media.


¿Qué experiencias has desarrollado, en el territorio nacional, que te han obligado a ceder en tu comprensión parcial o total (en tu interpretación) de dicha ley?


Fotograma de informativo de Deutsche Welle sobre José Ortega.

Mi actitud ante la Ley de Costas no es dogmática porque tengo sensibilidad ecologista y amo la Tierra. 

Como anécdota, te contaré que una vez querían invitarme a un debate, en la televisión pública de Baleares, con Pilar Rahola y otros opinadores profesionales. Antes de dicho debate me sometieron a una encuesta para saber cómo pensaba y, a su conclusión, el periodista quedó sorprendido. Me dijo: "Pero... ¡tú eres ecologista!" y añadió que no podía ponerme en el debate del lado de los constructores y reyes del ladrillo (lo cual era su idea inicial). 

La Ley de Costas tiene desajustes graves, en especial en cuanto a la expropiación sin indemnización. Pero comparto sus fines e intenciones. El problema no es la ley en sí sino la inmoralidad de los que la aplican.

¿Consideras que la Ley de Costas, hasta la actualidad, cuenta con sentencias adecuadas? ¿Ha necesitado modificaciones? ¿Qué ha generado esa ductilidad?


Rueda de prensa en Puerto del Rosario (Fuerteventura)
con afectados de la ley de costas. 

En España, y concretamente en materia de Ley de Costas, no hay nada que se parezca a la justicia pues los jueces y tribunales, salvo excepciones raras, dictan las sentencias que gustan al Gobierno y dejan impune la inmoralidad a la que, en el punto anterior, aludía. 

La Ley de Costas fue modificada por ley 2/2013, de protección y uso sostenible del litoral. El reglamento de costas de 1989 ha sido recientemente sustituido por otro acabado hace ya un año. La reforma de la ley es técnicamente muy defectuosa y el nuevo reglamento parece una broma pesada. Básicamente la razón de esto es que tanto una cosa como la otra se deben a decisiones del Gobierno que, en realidad, lo son de los tres ingenieros a los que me he referido antes. No se puede hablar propiamente de ductilidad sino de un doble mecanismo. En primer lugar, desde la Plataforma dimos un ejemplo histórico de victoria de la sociedad sobre el Estado al poner contra las cuerdas, en Europa, al Gobierno de Zapatero. En segundo lugar, un Partido Popular muy oportunista, que había estado rasgándose las vestiduras en la oposición a cuenta de la aplicación abusiva de la Ley de Costas, se aprovechó de la coyuntura generada por nosotros para hacer una reforma que me parece que está pensada para favorecer a los ricos y a los amiguetes. 

Entonces... ¿Hasta qué punto nos afectan las decisiones de la Comunidad Europea en este tipo de legislación?


Estudiando el expediente de deslinde de Los Arenales del Sol (Elche).

Una vez estaba comiendo con un Senador que se quejaba de las distintas soluciones que se dan en Europa al tratamiento legal de las costas. Él ponía el ejemplo de Venecia. A raíz de esa entrevista me propuse poner en marcha una directiva europea de las costas y pedí a las embajadas de los países de la UE acceso a sus propias leyes de costas: pero no obtuve ni una sola respuesta. La legislación de la UE ni de lejos tiene que ver con el derecho de propiedad o los derechos humanos porque la construcción europea tiene como fin no los derechos de los ciudadanos sino los negocios y el dinerito.

Si dependiese de ti, ¿Cómo modificarías, o completarías, la vigente Ley de Costas?


Conferencia en el puerto de Valencia sobre prospecciones de petróleo.

Su principal problema es la expropiación sin indemnización. Cuando el gobierno del PP comenzó a escribir su reforma, me solicitaron presentarme en Madrid porque yo ya tenía una escrita desde mayo de 2009. Se planteó, entonces, el problema de las compensaciones y, aunque en la reunión no se nos ocurría nada, en cuanto llegué al hotel encontré una solución y entonces les propuse, por e-mail, que junto al concepto del Dominio Público Natural del artículo 3 de la ley y al del Dominio Público Artificial de su artículo 4 se crease un nuevo concepto llamado Dominio Público Artificial Degradado: estaría formado por todos esos casos tan tristes de viviendas hechas antes de la vigente Ley de Costas, fuera del dominio público, que luego han pasado a estar incorporadas al mismo por un deslinde de la ley nueva, que contiene definiciones muy ampliadas de "dominio público". El régimen legal de este dominio público artificial degradado sería una concesión gratuita a muy largo plazo en unas condiciones lo más parecidas posibles a la propiedad privada. Éste es el cambio que yo haría. Ni siquiera obtuve respuesta.

¿Te obliga tu especialidad a ser un profesional flexible? Y, por otra parte, ¿Has necesitado, alguna vez, ser infranqueable en tus acciones?


Asamblea de afectados por deslinde en Calpe. Octubre de 2009. 

Como ya he dicho que no soy dogmático y, además, procuro ser honesto, al fundar la Plataforma introduje el requisito de que sus asociados, de una u otra manera, tuvieran razones válidas que oponer al Estado. La materia de costas es vidriosa y la frontera entre quienes han sufrido una expropiación injusta y quienes han robado el dominio público puede ser, a veces, confusa. Ésta es mi forma de ser flexible, adaptable y no dogmático en mi relación con el Estado. 

Cierto es que esta actitud me costó perder como clientes a algunos colectivos que, por haberse apropiado de lo que era de todos, no permití su entrada. Y esta es mi forma de ser infranqueable. 

De todos modos yo soy conocido por la dureza de mis acciones e incluso de mis expresiones verbales porque, en la mayoría de los casos, lo que esos tres ingenieros les están haciendo a los ciudadanos es una ignominia. 

Tienes un blog en el que criticas algunas circunstancias y/o acciones derivadas de la susodicha ley. ¿Hasta qué punto el feedback que se ha generado en él te ha hecho reconsiderar cuestiones que tenías firmemente asentadas en torno a tu profesión? 


José Ortega, único abogado que ha ganado a costas.

Los comentarios pueden dividirse en dos grupos. Uno es el de los seguidores, que me jalean. Otro el de dos o tres personajes anónimos que, de vez en cuando, me insultan amparándose en, justamente, su anonimato. Por desgracia he leído muy poco sobre crítica constructiva en la que podría haberme apoyado para modificar algunos planteamientos.



Links y datos de contacto:


JOSÉ ORTEGA
ABOGADO

Pza. Mariano Benlliure 21, 1º,  
El Puig de Santa María (46540). Valencia.
Tf.: 961471097, 629511225, 609643313 
Fax:961471287


Entrevista realizada por:

carmennikol@gmail.com