sábado, 6 de septiembre de 2014

"La Flexibilidad en el negocio de la Música"

Entrevista a Vicente Mañó.Por Carmen Nikol.



A finales de los 70s, con 19 años, inició su carrera como músico amateur. En los 80s, comenzó su labor como manager de grupos independientes locales: fundó el sello discográfico Intermitente. En él publicó el primer álbum de Presuntos Implicados y varios de Comité Cisne. Simultaneamente, trajo a las salas de la provincia de Valencia, como promotor, a grupos nacionales e internacionales. El catálogo de "Intermitente" fue vendido a Warner Music. De ahí nacieron Revolver y Alma de Blues de Presuntos Implicados así como la captación de grandes artistas, realizando grandes producciones y potenciando su carrera de manager. Su agencia, "Tratos" iniciaba su fuerte andadura hacia ser de las más reconocidas del panorama nacional.

Olvido Gara, Alaska.





















Vicente, tras tantos años en el sector del management musical, ¿Qué particularidades has destacado desde tus orígenes hasta el día de hoy en lo referente a la flexibilidad que todas las partes han tenido? Siendo las partes vuestra empresa, el contratante orginal y el propio artista...

Desde los 80s hasta hoy el mercado medio ha tenido varias fases. La empresa privada era la protagonista absoluta en los 80s. Las salas eran las protagonistas en el mercado medio y, por tanto, los cachés de los artistas iban muy vinculados a su capacidad de ofrecer rentabilidad. Tenían que justificar en las taquillas su precio de mercado, y por tanto éste se ajustaba a ello. En los 90s, con la entrada masiva del PSOE en los ayuntamientos, éstos se convierten en promotores y compran artistas para ser ofrecidos de manera gratuita o, al menos, a precios muy bajos: todo bajo la premisa de que sea "cultura para todos". Esto le quita referencia al precio del mercado y, debido a la alta demanda de las instituciones públicas, los precios de los artistas se disparan, ya que la rentabilidad deja de importar. Con la actual crisis de liquidez, en las instituciones publicas ha habido un crack en el mercado y los ayuntamientos dejan de sostener el grueso de la compra de artistas por lo que ésta ha mermado y renace la empresa privada en forma de pequeñas salas, pero ante el inconveniente que hay que reeducar al público para hacerle saber que ha de comprar un ticket si quiere ver algo que le guste.

Segarra y Jarque




















¿Qué te ha sesgado un buen trabajo por falta de flexibilidad por alguna de esas tres partes implicadas?

Nada me ha sesgado. Lo que hemos tenido que hacer en el mercado medio es adaptarnos a lo que la parte compradora genera. Hoy hay que trabajar con caches menores por dos razones: A) Hay mucho menos dinero publico; B) Los precios han de ofrecer rentabilidad al mercado privado.


Alejandro Sanz



















De entre todas las profesiones que has tenido dentro del negocio de la música, ¿con cuál te quedas? ¿Qué porosidad hay entre ellas? ¿Cómo se mezclan y se adaptan?

Cada una tiene su encanto: desarrollar la carrera de un artista desde cero es una aventura apasionante. Llevar a un artista consagrado es enfrentarse de lleno ante el business del sector. Editar proyectos es un reto personal. Montar un gran concierto supone una descarga de adrenalina tremenda. Me quedo con todas: cada una de ellas está llena de pasión, emoción, y belleza. Sin ello no podría trabajar. Y, al final todo, forma parte de un proceso. Para llegar a montar un gran concierto el artista tiene su origen en un germen. Por lo tanto, el proceso es editar, promocionar, manejar, gestionar... hasta llegar, en contadas excepciones, al evento masivo. Todo es un proceso, una cadena en la que cada eslabón tiene una tremenda importancia y el trabajo del artista y su entorno consiste en que en ningún momento se rompa lazo alguno. Es el camino apasionante de la nada al todo.


Sergio Dalma















¿Te quedas con alguna época de tu ejercicio profesional? Los 80s, 90s...

Me quedo con todas y cada una de las fases. En todas se aprende y se cometen errores a partir de los cuales uno va forjándose. No olvidemos que esta profesión (repito) no solo se enseña: hay que aprenderla a partir de la vocación, la determinación y la predisposición a encontrase en situaciones en las que hay que improvisar. Pero, si me pones en el compromiso de tener que escoger de veras, yo me quedaría con los emocionantes 88-92: fue el momento de la eclosión en el que de repente todo el esfuerzo de años anteriores aforaron y dieron sus grandes producciones y esos grupos (Presuntos Implicados, Revolver...), con los que llevaba trabajando años, subieron al éxito en cuestión de meses.

Miguel Bosé





















Claramente, eres flexible al adaptarte a cada momento de este negocio, pero ¿en qué no lo eres? ¿En qué decides no serlo por considerar un mejor criterio el no serlo que el serlo?

Los tiempos cambian y hay que adaptarse a ellos, sí. Mi sector ha sufrido un traspiés tremendo con el tema de la piratería y la "retirada" de las instituciones públicas como motor de las giras. Me adapto e intento ser creativo ante los nuevos tiempos. En lo que me muestro inflexible es en tratar al artista en su esencia y no como producto. Creo que, pase lo que pase, el talento hay que protegerlo, potenciarlo y descubrirlo. Eso es inamovible.

Miguel Ríos

















El trabajo en equipo, por lo tanto, en tu sector, es  bastante importante. Pero ¿en qué se suele tener que entender dónde estira uno y dónde no? Y me refiero a cada uno de los cargos y posiciones del tablero. Algo que sea habitual... tanto en lo concerniente al artista como al contratante.

Hay que basarse en el sentido común y aprender a navegar en todas las aguas. En mi sector los "egos" son muy vulnerables. Tratamos con gente que busca (o se acostumbra a) ser adulado por las masas. Para manejar esas posiciones o situaciones hay que tirar de la propia psicología, del tacto y del tanteo. Hay que ser intuitivo y suspicaz. Intento hacerlo siempre lo mejor que puedo.


Conchita





















¿Qué lamentas especialmente?

Lamento el inmovilismo general ante el "robo" y ante el talento. Creo que es un ataque a la cultura y a todo un sector industrial. Se están perdiendo grandes oportunidades y grandes talentos. Espero que con el tiempo se impongan la justicia y el sentido común y se proteja lo que, por derecho, ha de ser protegido para el bien de todos.


Pablo Alborán

















¿Qué soluciones propones?

Meterle mano a las operadoras de telefonía. Ellas se están beneficiando tremendamente del deseo del usuario de descargar contenido. Deberían ser vigiladas y hacer que se les prohíba el paso; o hacerles pagar un canon que compense las enormes perdidas que sus "velocidades" están generando.

Por otro lado hay una crisis de talento, como mencionaba antes, y las tecnologías (las que disfrutan ciertos sectores de músicos o aspirantes a ello) hacen que el talento haya mermado bajo esta crisis. Hay una falta de creatividad y de nuevas propuestas en términos generales porque es demasiado fácil grabar, publicar o editar respecto a décadas anteriores. Con ello hemos de convivir, pero animo a los verdaderos creadores a que sigan trabajando en sus proyectos. Siempre habrá un hueco para una buena pieza hecha con verdadero talento y esfuerzo.


Seguridad Social





















¿Cómo han afectado a tu profesión los nuevos programas como "OT" y otros de ese corte?

En menos de lo que la gente cree. A quien afecta es a los artistas que crean que la fama es fácil. No lo es. El público es sabio y sabe qué consumir. La prueba es que, salvo de la primera edición de OT , apenas ha salido un artista destacable de esos concursos. No dejan de ser shows televisivos. La música es otra cosa.

Manu Tenorio





















¿Crees que el negocio de la música se acabará aprendiendo en escuelas universidades y másters o crees, por el contrario, que es una profesión que no se podrá conseguir aprender de esta forma?

Ya hay en EEUU una carrera de mánager musical. Es posible que se acaben impartiendo clases sobre el sector, aunque éste no da para mucho. Somos pocos en relación al ruido que se forma.

Alejo Stivel






















Para más información sobre lo relacionado en esta entrevista, podéis visitar el link: www.tratos.com.


carmennikol@gmail.com